Así fue la experiencia de diseñar y ejecutar el menú servido el pasado fin de semana en El Chato, restaurante ubicado en Bogotá, Colombia; y que reunió el talento de tres cocineros latinoamericanos: Issam Koteich de Venezuela, Ricardo Martins de Perú y el anfitrión colombiano Alvaro Clavijo.

La referencia a los cortometrajes parte de la decisión tomada por los tres mandiles de no contar “una historia” a lo largo del menú, sino conseguir que “cada uno de los platos narrase la propuesta y culinaria que se presenta en sus fogones como reflejo del país de origen” comienza aclarando el venezolano.

En las maletas de Issam

“Llevé 40 kilos de ingredientes”, continúa Koteich, “aceitunas marinas, hormigas limoneras, sarrapia, ají dulce y ají sartenejas, y por supuesto el cordero de Proyecto Ubre”. Reafirma la importancia de estrechar lazos con miras a futuras colaboraciones y aprovecho para recorrer las propuestas de otros cocineros en la capital colombiana,

El cocinero venezolano afirma que lo más positivo fue la experiencia de encontrarse con los otros colegas, pero también la posibilidad de mostrar a los comensales bogotanos la propuesta y la historia de lo que se cuece actualmente en Caracas y especialmente en su restaurante Cordero.

Editando los cortometrajes

El menú se diseñó en videoconferencias donde cada uno de los tres cocineros proponía “lo que más sentía que representaba su estilo y propuesta” comenta Issam, y el resultado fue este menú (que se presentó en dos servicios la misma noche para satisfacer la alta demanda):

Snacks:
Trucha ahumada y crocante de alegría; Trigo Sarraceno, atún y remolacha (Álvaro Clavijo – El Chato).
Entradas:
Tiradito de Pesca del Día, Vinagreta de Soya, Jengibre & Hot Bean Coreano (Ricardo Martins – Siete).
Lengua tartare, hormigas y limoncillo (Issam Koteich- Cordero).
Principales:
Sudado de Gambas (o langostinos) con Ají Amarillo, Zapallo Loche y lulo (Ricardo Martins – Siete).
Cuello de cordero, berros, aceitunas marinas, sarteneja y gravy (Issam Koteich- Cordero).
Postres:
Mamoncillo, pepino y lavanda; Tamal de zapallo, millo, helado de queso de cabra y caramelo; Gomas de Sauco (Álvaro Clavijo – El Chato).