Visitar Cordero ha significado un reencuentro que merece ser contado.

Primero con el chef Issam Koteich a quien conozco desde los tiempos de Melao en la ciudad de Mérida, en esos años viajar a la ciudad de los caballeros implicaba siempre una buena comida que salía de los fogones regentados con pasión por Koteich, ahora descubrí una propuesta tan cuidada como aquella pero mucho más serena y madura, donde cada ingrediente se luce sin artificios innecesarios y en una coreografía perfecta.

En segundo lugar significó el reencuentro con una puesta en escena tan cuidada y detallista como los impecables manteles planchados en la mesa, que me recordaron tanto a Babette cuando prepara el servicio de su mítica cena francesa en aquel aislado pueblecito danés.

Croquetas de chistorra Cordero Caracas Lengua Tonnata Cordero

Y, por último pero no menos importante, la placentera experiencia de disfrutar ingredientes cuidadosamente elegidos y producidos, en muchos casos, por ellos mismos en Proyecto Ubre, lo que permite encontrar sabores y texturas que responden a las expectativas de Issam para lograr el punto exacto con el que quiere seducir al comensal.

Tal es el caso del protagonista de esta propuesta: el cordero, en sus versiones lechal o pascual, y sus derivados. Desde la lengua tonnata –una de las destrezas de Issam siempre ha sido el aprovechamiento de la casquería para elaborar platos muy delicados- hasta las croquetas de chistorra, que dan paso a la paletilla tan tierna que puede separarse con una cucharilla de postre.

Milhoja de papas Cordero Torta San Charbel Cordero

¡Por más reencuentros así!

Coordenadas:
Instagram @corderoccs
Dirección: Tolón Fashion Mall. Piso 5. Las Mercedes