La torta de coco fue por años, desde su infancia, pieza central de la celebración cada 22 de agosto del cumpleaños de Armando Scanonne, “en la casa nos la preparaban a todos” contó el propio Don Armando a la periodista venezolana Rosanna Di Turi. Magdalena Salavarría, cocinera de Scanonne, agregó que fue la propia “Palmira la hermana del doctor” quien le enseñó la receta familiar que luego se incorporó al libro Mi cocina a la manera de Caracas (Caracas, 1982).

El delicado proceso de preparación, que dará como resultado una sutil nube de suave textura y delicioso sabor y aroma a coco, incluye varias preparaciones y un elaborado mise en place.

El paso a paso a la dulzura

Torta de coco

Todo comienza con los cocos secos que deben ser abiertos y evaluados, por ello es importante comprar siempre más de la cantidad indicada: los frutos tienen que oler bien y estar maduros, cualquier error compromete el resultado.

La leche obtenida de la pulpa de las frutas se convertirá en la base para elaborar la aromática crema de coco, que no es más que una crema pastelera en la que el lácteo será sustituido por la leche de los cocos.

El bizcocho se hornea con la receta tradicional de la torta dorada, de miga suave y muy esponjosa, una vez enfriada vendrá la labor de cortar las cuatro capas que requiere la receta de los Scannone, un truco que ayuda a los principiantes es dejar enfriar en la nevera por unas horas antes de proceder al corte, ya rellena con la crema irá a la nevera a cuajar para recibir la cobertura.

Torta de coco

El merengue italiano requiere la receta brinda estabilidad y suavidad a la cubierta, y se requiere elaborar un “almíbar de gota gruesa”, según cita Rosanna en su libro El Legado de Don Armando (Caracas, 2013), almíbar que se incorpora en forma de hilo a las claras batidas a nieve, todo con seguridad y sin prisas, cualquier error puede hacer que la preparación fracase.

Cubierta la torta con el merengue está lista para recibir la lluvia abundante del coco rallado que brindará el toque final.

Un helado homenaje

Torta de coco

Fragolate Heladería Artesanal, ganadora del premio Armando Scanonne 2019 de la Academia Venezolana de Gastronomía (AVG), ha creado una delicada versión helada de este famoso postre y la ha bautizado Torta Don Armando, como un homenaje al ingeniero que señaló un antes y un después en la cocina privada y publica del país.

Fotos: Fragolate Heladería Artesanal