A lo largo de los años esa barrita de queso envuelta en masa ha ido adquiriendo un valor especial para los venezolanos, reconocido como patrimonio cultural en abril de 2023, es el invitado perfecto de toda celebración

Rafael Cartay  y Elvira Ablán escriben  que el tequeño “es un aperitivo o pasapalo frito, de forma cilíndrica, hecho con una barrita de queso semiduro envuelta en tiras de masa de harina de trigo” en el Diccionario de alimentación y gastronomía en Venezuela (Caracas, 1997).

Tequeños

Por su parte, en el Diccionario histórico del español de Venezuela (Caracas, 2013), Francisco Javier Pérez al referirse al tequeño explica que “una hipótesis etimológica, aún por confirmarse, fundamentada en la homofonía entre esta voz y el gentilicio de la persona  nacida de la ciudad de Los Teques, en el estado Miranda, señala que este alimento y su nombre tuvieron su origen en alguna cocina de esa ciudad o en alguno de sus locales de comida”.

Las hermanas Baez

El doctor Miguel Angel Estrada declaró a la periodista Rosanna Di Turi (Los Teques, 2019): “Las creadoras de los tequeños fuero mis tías Báez: Josefina, María Eloína, Luisa Antonia, e Inés. Se dieron a conocer por divulgación entre vecinos y sus familias. Fue difundido en Los Teques y por personas como la señora Luisa Casado llegaron a Caracas, se expandió por el país y luego por el mundo”.

Tequwños

Esta afirmación ubicaría su creación hacia los años 20 o 30 del siglo pasado, sin duda la popularización del tequeño fue rápida y continuada pues ya para la fecha de publicación de La cocina de Casilda, en 1953, su autora Graciela Pèrez Schael ensalza el bocado como “imbatible”: “sin que hasta la fecha haya aparecido el afortunado rival que logre desplazar a su majestad el tequeño, favorito de todos”.

El valor agregado del tequeño, como plato de ocasiones especiales, ha generado un anclaje emocional en todo el territorio nacional, donde se le reconoce, o relaciona, con momentos alegres, de compañerismo y familiaridad, entendido en muchos casos como un premio o un símbolo de celebración.

Una tequeñista en jefe

“Desde el niño que da sus primeros pasos en una piñata sosteniendo un tequeño en la mano hasta la novia que no teme arruinar el maquillaje, el tequeño refleja una forma de ser, un espíritu de celebración y de ganas de compartir y consentir” afirma Evasenair Carrera la Tequeñista en Jefe de Tequeños Las Tías, empresa reconocida con una mención especial del premio Tenedor de Oro de la Academia Venezolana de Gastronomía (AVG) en 2015.

Tequeños

Los productos de Tequeños Las Tías fueron seleccionados por el chef Sumito Estévez para participar en Mistura, en Lima, Perú, el año 2012 en el marco de una ponencia dirigida a resaltar el carácter netamente venezolano de esta preparación, vale la pena resaltar que Mistura era la feria gastronómica más importante del continente americano en esos momentos.

Fotos:  Cortesía de @tequenoslastias

Texto publicado originalmente en Bienmesabe