El próximo 29 de abril Mugaritz -restaurante en Errenteria (Guipuzcoa)- comenzará su nueva temporada en un año marcado por un hito especial para el proyecto creativo de Andoni Luis Aduriz: el año de su 25º aniversario.

La experiencia de este año, que durará hasta el 29 de octubre, está formada por unos 25 momentos en una propuesta que combina la exploración de nuevas texturas, la reflexión sobre la naturalidad -tan presente en todas las temporadas -, la incorporación de nuevos ingredientes, la experimentación de técnicas y formas comestibles de conceptos como el lujo, el paso del tiempo, la belleza o las tradiciones.

Pero, sobre todo, y por encima de todo, Mugaritz pretende utilizar la comida como pretexto para la exploración y como una invitación para cuestionar, imaginar, enfrentar, recordar, e incluso incomodar, buscando rebasar las formas convencionales de comer y entender la gastronomía.

Un semestre de investigación y desarrollo

Cada año Mugaritz cierra sus puertas durante seis meses para dedicar tiempo por un lado, a proyectos relacionados con la ciencia, investigación, salud y formación, entre otros, y por otro lado, a dar forma a la experiencia que en tan solo dos semanas, compartirá con sus comensales. Gran parte del equipo, espacio y tiempo han estado destinados a dibujar lo que formará la nueva experiencia que Mugaritz compartirá con sus comensales durante la temporada,

El equipo de I+D dedica su tiempo a conceptualizar ideas, realizar pruebas de nuevos ingredientes, desarrollar nuevas técnicas, realizar visitas a productores singulares. Para dar forma a la nueva propuesta el equipo busca cómplices fuera de las fronteras de la gastronomía a través de dos degustaciones que se realizan durante el periodo de creatividad (una en febrero y otra en marzo) con el fin de que en medio de ejercicios de diálogo, y sobre todo de sobremesa, profesionales de diversas disciplinas y de gran sensibilidad intercambien opiniones y sentires junto al equipo.

Fuente: Prensa Mugaritz