Mugaritz, restaurante liderado por Andoni Luis Aduriz y ubicado en Errenteria (Guipuzcoa), España,  comenzará el 27 de abril una temporada dedicada a la idea de “lo que no se ve”. Desde octubre del año pasado el chef y su equipo han estado inmersos en su periodo de creatividad para construir la nueva experiencia.

Durante seis meses se dedican a pensar, explorar y desarrollar las inquietudes creativas de Andoni y el equipo, además de trabajar en otros proyectos vinculados con la formación, la innovación, proyectos científicos etc.

Durante los otros seis meses restantes, el equipo se dedica a compartir con los comensales de todo el mundo esa búsqueda realizada, llamado «periodo de creatividad». La nueva temporada empezará el 27 de abril y finalizará el 27 de octubre.

En cada período de creatividad se desarrollan aproximadamente unos 100 platos. Para determinar qué creaciones formarán parte del menú, el equipo realiza varias degustaciones con personas ajenas al mundo de la gastronomía, pero que manejan otros lenguajes y códigos inspiradores para el equipo.

Un hilo conductor: lo que no se ve

Cada período parte de una idea sobre la que explorar, profundizar y materializar. Este año, el equipo ha investigado sobre la idea de “lo que no se ve”. Elementos tan propios del comer pasan constantemente desapercibidos: desde el recorrido que sigue una maraca de cacao cosechada en Etiopía hasta las barras de chocolate en las que se convierte en Suiza.

El punto de sal de una preparación hasta su golpe de calor; igual que las horas que hay por detrás de un guisado, el movimiento de muñeca que emulsiona un pil pil; el mimo sin el cual no sería posible el tortellini o las tantísimas manos que entretejen las experiencias que ofrecen proyectos como Mugaritz.

Andoni Luis Aduriz defiende que “la creatividad dilata la imaginación: amplifica posibilidades más allá de lo que es obvio, ofreciendo escenarios estimulantes a quienes se atreven a buscarlos. Y eso es precisamente lo que buscamos en Mugaritz con aquellos que nos visitan”.

Fuente: Prensa Mugaritz

Fotos: Cortesía Mugaritz