Miro es lo más parecido que conozco a la imagen del intrépido reportero, una vez que consigue la punta de un hilo informativo no deja piedra sobre piedra hasta conseguir toda la información, y la comparte sin mezquindades.

Tarde o temprano alguien tan acucioso tenía que empezar a sentir la necesidad de dar respuesta a los disparates de diverso orden que padecemos día a día en redes sociales, pero también de manos de “expertos” en esos temas que tanto duelen a Miro y que tienen que ver con la culinaria venezolana.

Con el mismo rigor con que emprendía cada año el trabajo de su mítica guía de restaurantes, ahora se enfrenta a un montón de estos dimes y diretes, en su más reciente libro Leer para comer.

En catorce ensayos, que se pueden leer de corrido o según se vaya abriendo la curiosidad del lector, el autor deshilacha sin pudor temas tan álgidos como el origen de la arepa o escandalosos con el dulce en las caraotas, todo con un lenguaje sencillo y fresco, como en una conversación muy amena.

Cada capítulo termina con una serie de posts que pueden compartirse en redes sociales con la certeza de estar viralizando información validada.

Sabemos que queda material para otros ensayos, pero como siempre su querida Yolanda Quintero ha precisado el momento de poner el punto final.

Foto: @doncremades