Enclavado en el icónico Barrio El Prado de una de las tres perlas del Caribe que Billo Frómeta cantó, Manuel Restaurante ha entrado el pasado año en la lista de los 100 mejores restaurantes de América Latina.

Lo visitamos hace un par de semanas y aquí compartimos nuestra experiencia en el local de Barranquilla, Colombia.

El administrador a la cocina

Manuel Mendoza, a quien todos llaman Mane, desde muy pequeño soñaba con ser cocinero. Mane miraba a escondidas a las matronas de la familia que, como alquimistas, transformaban ingredientes en suculentos platos que conformaban los festines familiares.

La tradición y el entorno de la familia Mendoza lo llevaron por otros caminos, y aunque la llama del amor por la cocina no se había extinguido, estudió y se dedicó seriamente a la Administración de empresas.

Años después tomó una de las decisiones mas trascendentales de su vida, ya adulto estudió cocina y se lanzó a varios proyectos en el área culinaria, hoy día está al frente de varios de ellos, entre los que resalta la niña de sus ojos: Manuel Restaurante en Barranquilla, Colombia.

Con nombre propio

El local amplio y elegante aprovecha la construcción original de una casona de la zona ofreciendo dos ambientes, el salón y la terraza, además de un espacio privado.

El menú degustación ofrece un recorrido a 10 tiempos donde los productos de la región y las raíces de Mane se conjugan para proponer una experiencia que lleva al comensal a entender fácilmente al niño que admiraba la cocina de sus ancestros en Ciénaga de Oro.

Algunos aseveran que el nombre de esta población se originó en las pepitas de oro arrastradas desde los cerros situados al oriente de la región, en tiempos de lluvias torrenciales.

El oro que recogió Mane

En los fogones de Manuel, el caribeño casabe combina perfectamente con la crema de garbanzos inspirada en el medio oriente, y las tradicionales carimañolas conviven alegremente con los hongos y el suero costeño.

Un caldo que arropa el alma baña el atún que reposa sereno en el puré de yuca y la langosta se deja bañar por la mandarina y la cúrcuma.

Proteínas más intensas, como el cordero o el cachete de res salen airosas al combinarse con la boronía o la auyama.

Técnicas clásicas, respeto al producto y la culinaria de la familia resaltan en cada plato, que se acompaña con las acertadas propuestas de armonías del sommelier argentino Patricio De Cordoüe, un enamorado de Barranquilla.

Coordenadas:
Dirección: Cra. 55 #74-125, Nte. Centro Histórico, Barranquilla, Atlántico, Colombia
Instagram: @manuelrestaurante
Página web: https://manuelrestaurante.com/