El chef colombiano Jaime Torregosa y el mixólogo Manuel Barbosa, artificies de Humo Negro en Bogotá, Colombia, llegan a los fogones del restaurante Cordero en la capital venezolana.

Jaime y Manuel han creado una novedosa y atractiva propuesta culinaria inspirada en el isakaya japonés auténtico que trasciende fronteras al combinar sabores desde América Latina hasta la sutileza nórdica y los matices asiáticos.

Manuel explica que se trata de un menú concebido para compartir “platos que se sirven en el centro de la mesa, acompañar con buenos tragos y que se convierte en un momento especial y agradable para cada comensal”.

Humo Negro también ofrece la experiencia omakase, que se trata de un menú con énfasis en “comida y mar y vegetales colombianos” compuesto por 13 pasos. No en balde el cocinero afirma que en su local solo se sirve un plato de carne de res.

Omakase

Ambas propuestas brillan en armonía con la carta de cocteles del local, y es precisamente Manuel quien la explica: “usamos ingredientes de muchas regiones del país, aprovechamos la estacionalidad y la facilidad de movilización que ahora disfruta nuestro país”.

Así destilados elaborados con frutas del territorio guajiro o reducciones de jugos de frutas amazónicas, se entrelazan con aguardientes y destilados para “mantener el matrimonio en Humo Negro entre la comida y la bebida”, refiere Manuel.

La cena en Cordero, el día 7 de septiembre, incluye platillos emblemáticos de la carta de Jaime y Manuel, con la excepción de dos platos a base de la proteína emblemática del local dirigido por el venezolano Issam Koteich que serán preparados por el bogotano: tartar y curry de cordero. Por su parte Koteich ofrecerá una preparación con pescado y el postre.

Humo Negro en Cordero

En esta oportunidad la mayoría de los productos usados en las elaboraciones son de origen venezolano, lo que sin duda contribuye a la proyección de la culinaria nacional.

Fotos: Gonzalo Picón y @huguito