“Seguimos siendo un bistró sencillo pero con una propuesta gastronómica de altura”.

Iván García

Asado negro

“Representa la tradición culinaria de El Bosque, está en el menú desde el año 2015 cuando abrimos en Mérida. Siento que es un plato que nos identifica como concepto gastronómico porque no solo habla de la utilización de productos venezolanos y productos locales sino también de técnicas y recetas tradicionales venezolanas que están en distintos recetarios de muchísimas casas”.

Asado Negro

“Es un hilo conductor importante del trabajo que hacemos por la gastronomía venezolana”.

Además es la preparación que llevó a Iván a la competencia S. Pellegrino. Young Chef 2018, quedando en el quinto lugar de esta competencia a nivel mundial, donde sólo participan jóvenes chefs menores de 30 años.

Pork Belly

“Acompañado de ciruelas lacto fermentadas y setas fritas habla de la evolución de El Bosque como concepto más contemporáneo y también del trabajo con productos que tienen trazabilidad como las ciruelas de la Colonia Tovar, el cerdo de Finquera en Portuguesa y las setas  del estado Trujillo”.

Pork Belly

“Usamos productos de alta calidad que se consiguen en distintas regiones de Venezuela, aunque no es un sabor tradicional venezolano rescata el valor del ingrediente y su origen”.

Espuma de manzanilla

‘La Espuma de manzanilla con dulce de leche cortada y el helado de vainilla hablan de nuestro esfuerzo por incorporar la dulcería criolla a la propuesta dulce del restaurante”.

Espuma de manzanilla

“Combinamos técnicas ancestrales, como la reducción de la leche con limón y azúcar, con la novedosa maceración en frio de la leche con la manzanilla  o la incorporación de la leche tostada al momento de emplatar”.

Fotos: @huguito