El Ministerio del Poder Popular de Comercio Nacional, a través de su organismo adscrito el Servicio Autónomo de la Propiedad Intelectual (SAPI), otorgó la primera Indicación Geográfica Protegida (IGP) de café, que corresponde a productores de Boconó, estado Trujillo.

Terruño ancestral

La distinción IGP se utiliza en productos que proceden de un lugar geográfico concreto y que tienen cualidades o una reputación que se deben a ese lugar, fue adjudicado a “Café Boconó”, tras la solicitud hecha por los productores de las asociaciones Oro Verde (Asover) y Café de la Montaña (Cafemsa), y luego de las evaluaciones técnicas realizadas por expertos del SAPI.

Café Boconó

Joel Pérez, uno de los productores, explicó “logramos reunir todos los requisitos: muestras y estudios de suelos de varias haciendas asociadas, así como pruebas Covenin y Organolépticas lo cual arrojó resultados positivos y la aprobación de nuestra IGP”.

Notas diferenciadoras

Este café cuenta con más de 200 años de siembra en la zona, además que utilizan distintas tecnologías, con maquinarias especiales destinadas a las actividades de post cosecha del café.

“Café Boconó” posee buena genética por el cambio climático, que influye en la calidad del producto y lo hace único en su sabor. Dentro de las características de los suelos venezolanos, se destaca que tienden a producir café más cítrico con características que recuerdan a la lima, mandarina, durazno.

Café Boconó

Pietro Carbone ha hecho alianzas con varios productores cubiertos por esta IGP, para tenerlo disponible en la marca Carbone Espresso seleccionado y tostado cuidadosamente para resoetar su calidad y características únicas.

Fuente: SAPI y Prensa Carbone Espresso