La masa de yuca sancochada, molida o rallada, queso blanco, huevos y sal; se entrega al crepitar del aceite caliente para luego ser bañados en el dulce melao de papelón especiado

Graciela Schael Martínez en  La cocina de Casilda (Caracas, 1953) incluye varias recetas de buñuelos afirmando que “son típicamente criollos y su vida se extiende desde la época colonial hasta el presente”.

En este sentido Rafael Cartay, en su Diccionario de cocina venezolana (Caracas, 2005), señala que “recuerdan el buñuelo de viento arábigo-español hecho con harina, leche, huevos, azúcar, jugo de limón, fritos en aceite de oliva”.

Juan Alonso Molina, cocinero e investigador larense acreedor de una Mención Tenedor de Oro de la Academia Venezolana de Gastronomía en 2014, coincide en señalar que “los buñuelos, sólo que amasados con harina de trigo, llegaron a América desde España con los primeros conquistadores y colonizadores en el siglo 16”.

“En estas tierras, debido a la frecuente ausencia de tal harina, empezaron tempranamente a elaborarse con productos autóctonos, como la yuca, aunque también se preparan, y muy buenos, con otros tubérculos, apio y batata, por ejemplo, aunque en la tradición venezolana los más populares son los de yuca”, continúa Juan Alonso.

Aunque en la actualidad pueden prepararse en cualquier momento del año pues los ingredientes están más o menos al alcance de los consumidores, muchas regiones los vinculan a las tradiciones culinarias en torno a la Cuaresma y la Semana Santa.

Así, por ejemplo, en Cocorote, estado Yaracuy,  se realiza por Semana Santa la popular Feria del Buñuelo, donde se dan cita una gran cantidad de cocineras de la zona para presentar sus versiones de esta  tradicional elaboración.

La receta de los buñuelos que ofrece Juan Alonso para la venta al público en Barquisimeto, estado Lara, fue desarrollada hace poco más de 20 años para su restaurante. “Basada en mis recuerdos familiares, pues mi abuela materna, Nanita, hacía por Semana Santa unos muy buenos que a mi papá (curiosamente, pues no era para nada dulcero) le encantaban” explica el cocinero.

Buñuelos de yuca por Juan Alonso Molina, foto cortesía de @naudyarangu